RADICALES LIBRES

QUÉ PAPEL DESEMPEÑAN LOS RADICALES LIBRES EN EL ENVEJECIMIENTO DE LA PIEL

Seguro que ya has oído hablar de los radicales libres. Según los científicos, son en gran medida responsables del envejecimiento del cuerpo humano. Destruyen poco a poco las células sanas, lo que conforma el trasfondo biológico del envejecimiento. Si se toman suficientes antioxidantes, este proceso se desacelera. ¿Pero qué son exactamente los radicales libres? ¿Sabías que con medida y de forma saludable son muy útiles e importantes? Aquí descubrirás información sobre estas moléculas efímeras pero agresivas.

RADICALES LIBRES: ¿QUÉ SON?

 

Los radicales libres se producen como parte de nuestro metabolismo, se crean como un producto intermedio del proceso. No son más que formas especiales y muy reactivas de oxígeno: por ejemplo, el peróxido de hidrógeno, el superóxido o el hiperóxido. Su característica especial es que solo tienen un electrón, mientras que las moléculas estables necesitan un par de electrones. Los radicales libres son, por lo tanto, inestables y están constantemente «buscando» un segundo electrón para no desintegrarse. Este electrón lo encuentran en otras moléculas estables que a menudo realizan funciones importantes dentro de las distintas células del cuerpo, como formar parte del ADN. Si los radicales libres «roban» los electrones de las moléculas celulares esenciales, se descomponen y se oxidan. La célula se queda permanentemente dañada.

Por lo tanto, los radicales libres destruyen las células sanas del cuerpo porque es la única forma en la que se pueden conservar. Como resultado, más y más moléculas celulares se vuelven inestables. Empiezan «arrancando» los electrones de las moléculas de las células vecinas. Comienza una reacción en cadena en la que cada vez más células del cuerpo se pierden de manera irrecuperable. Esto debilita el cuerpo y causa estrés oxidativo. Estamos hablando, entre otras cosas, del envejecimiento prematuro de la piel. Para mantener los radicales libres controlados, el cuerpo los contrarresta con antioxidantes. Estos se encuentran en muchos alimentos saludables, por ejemplo. Si los radicales libres y los antioxidantes están equilibrados, el cuerpo se mantiene sano. No obstante, hay muchos factores que alteran este equilibrio.

¿QUÉ ACTIVA LOS RADICALES LIBRES?

 

Los radicales libres están presentes en cada cuerpo humano en determinados números. Se forman continuamente en las células durante el proceso metabólico. Sin embargo, algunos factores conducen a un aumento del número de moléculas de oxígeno reactivas. Las causas más conocidas son la radiación UV y fumar. Otras causas de la formación de radicales libres son:

  • sustancias dañinas como el ozono, el esmog, los pesticidas, las radiaciones radioactivas o ionizantes, el plomo, el mercurio
  • dieta desequilibrada con pocos antioxidantes
  • ingesta de medicamentos
  • enfermedades y lesiones inflamatorias
  • estrés psicológico o físico
  • deportes de alto rendimiento
  • consumo de alcohol y drogas

¿POR QUÉ LOS RADICALES LIBRES SON TAN DAÑINOS?

 

Cuando el especialista en biogerontología Denham Harman presentó su tesis en 1956, según la cual los radicales libres son responsables del proceso de envejecimiento, sus compañeros no lo tomaron en serio al principio. Hoy en día, la ciencia reconoce que los radicales libres ejercen una gran influencia en el cuerpo. Aunque el fenómeno aún no se ha investigado del todo, seguro que vale la pena tomar medidas contra la generación excesiva de radicales libres.

Los radicales libres liberados no solo ejercen un efecto negativo en la piel, sino que también dañan los órganos internos. Si los radicales libres atacan a las células intactas de la piel, esto se puede reconocer externamente: Acelera el envejecimiento de la piel. Se forman arrugas más rápido y la piel pierde firmeza. No obstante, los efectos no son solo de naturaleza puramente cosmética. Los radicales libres debilitan el cuerpo y lo hacen más susceptible a las enfermedades. Si destruyen las células cerebrales, por ejemplo, esto promueve enfermedades neurológicas como el Alzheimer o el Parkinson. Asimismo, el riesgo de cáncer aumenta en las personas cuyo contiene demasiados radicales libres. También es más probable que desarrollen enfermedades vasculares y diabetes.

Los radicales libres no son solo dañinos. Cuentan con un potencial positivo. Eliminan las células que se expanden de forma descontrolada, una etapa previa del cáncer. Por lo tanto, el objetivo no puede ser la completa eliminación de los radicales libres del cuerpo. Es mucho más importante establecer un equilibrio saludable entre los radicales libres y los antioxidantes.

¿QUÉ COMBATE LOS RADICALES LIBRES?

 

Quienes quieren envejecer de forma saludable y de manera hermosa pueden contrarrestar los radicales libres, sobre todo mediante una dieta equilibrada: con los antioxidantes. Estos frenan el proceso de oxidación quebrantando la cadena de reacción fatal. Por este motivo también se conocen como «captadores de radicales libres». Los antioxidantes se encuentran en las vitaminas, minerales y como compuestos secundarios de las plantas. Así que es importante comer tanta fruta y verdura como sea posible. Hay relativamente bastantes antioxidantes en los arándanos, las manzanas, los tomates, las nueces, las espinacas, las zanahorias, las patatas, el café y también en el chocolate negro.

Algunas sustancias son particularmente eficaces: Son ricas en antioxidantes, pero no se pueden absorber fácilmente en cantidades suficientes en la dieta. Se trata de las OPC, la astaxantina, el selenio, la L-cisteína y la coenzima Q10. Para ir sobre seguro, toma estos ingredientes activos a través de complementos alimenticios. También cuidamos nuestra piel con valiosas cremas y productos antienvejecimiento ricos en antioxidantes. Si tu estilo de vida y tus hábitos alimenticios corren los anteriores riesgos, vale la pena que tomes complementos alimenticios de última generación para conseguir un equilibrio entre los radicales libres y los antioxidantes. De esta forma, entre otras cosas, reducirás el riesgo prematuro de envejecimiento de la piel y procurarás una belleza desde el interior.