L-CISTEÍNA

¿QUÉ ES L-CISTEÍNA?

La L-cisteína es un aminoácido que se forma en parte en el hígado. Sin embargo, para cubrir las necesidades completas, el cuerpo también tiene que absorberla a través de la comida. La L-cisteína es responsable del metabolismo del azufre y ayuda al cuerpo a desintoxicarse. Además, surte un efecto positivo en la piel, el cabello y las uñas. Descubre aquí por qué la L-cisteína es tan importante y cómo puedes cubrir tu necesidad con los complementos alimenticios de #INNERBEAUTY.

¿QUÉ FUNCIÓN EJERCE LA L-CISTEÍNA EN EL CUERPO?

 

La L-cisteína es la fuente primaria de azufre del cuerpo. El aminoácido forma puentes de azufre, que aportan a nuestro tejido conectivo la fuerza necesaria. Asimismo, estimula la producción de colágeno y contribuye así a una piel firme y de aspecto joven. La L-cisteína también es un componente de la queratina, la sustancia que hace que el cabello y las uñas sean fuertes y estables. Como antioxidante, la L-cisteína también contrarresta el daño celular por medio de radicales libres. Esto evita el estrés oxidativo y desacelera el envejecimiento natural de la piel. Este versátil aminoácido también ayuda al hígado en la desintoxicación y protege el cerebro. Y por último, contribuye a fortalecer el sistema inmunológico.

¿QUÉ OCURRE EN CASO DE FALTA DE L-CISTEÍNA?

 

Quien no siempre puede mantener una dieta sana y equilibrada puede abastecer su cuerpo fácilmente con muy poca L-cisteína. Una deficiencia se manifiesta en forma de cabello quebradizo, pérdida de cabello, uñas frágiles, piel seca y agrietada e infecciones frecuentes. Las personas con problemas hepáticos también pueden tener una deficiencia L-cisteína incluso llevando una dieta equilibrada. El hígado no es capaz de producir el aminoácido en cantidades suficientes por sí mismo. En caso de duda, pide a tu médico que analice el nivel de L-cisteína y que determine los valores hepáticos.

¿CÓMO CUBRO MI NECESIDAD DIARIA DE L-CISTEÍNA?

 

¿Tienes falta de L-cisteína? Hay una cosa que puedes hacer. El primer paso es integrar en la dieta alimentos que contengan mucha L-cisteína. Entre ellos se encuentran, sobre todo, productos con alto contenido proteínico como la carne de vacuno o de cerdo, el pescado, los huevos, las legumbres, los cereales, las nueces o las setas de calabaza. Además, puedes tomar complementos alimenticios con L-cisteína. Para una piel firme, un cabello hermoso y unas uñas fuertes, también puedes proporcionar a tu cuerpo antioxidantes adicionales, por ejemplo selenio o la coenzima Q10.